Programa de Asistencia Técnica UNESCO/UE.

Les dejamos un informe llevado a cabo por Andrew Senior, en el marco de  la Asistencia Técnica para apoyar e incentivar la producción de material audiovisual para el mercado infantil global, a través de la identificación e aumento del comercio internacional, convocado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a través de su dirección General de Industrias Creativas.


Contenidos para chicos: misión de asistencia técnica de la UNESCO.

Argentina cuenta desde hace tres años con una nueva legislación para los servicios de comunicación audiovisual: la Ley 26522, que también regula cuotas de contenidos dedicadas al público infantil. La reglamentación del art. 68 de la ley dispone que, como mínimo, tres horas diarias de programación de servicios televisivos abiertos tengan que ser destinadas a contenidos especialmente dedicados a niños, niñas y adolescentes. Al menos el 50% de esa producción debe ser realizada por productoras nacionales.

Frente a la oportunidad que esta legislación representa para los productores de contenidos infantiles, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través de su Dirección General de Industrias Creativas (que depende del Ministerio de Desarrollo Económico), se propone el desarrollo de un sector fuerte de producción nacional de contenidos audiovisuales para chicos y una estrategia para que esa producción pueda también ser comercializada en el mercado internacional.

Para poder llevar a buen término estas intenciones, se ha pedido la colaboración técnica a la UNESCO, que la brinda a través de su proyecto “Bancos de expertos”. En ese marco, el GCBA ha elegido al especialista Andrew Senior (de Reino Unido) para que colabore con un estudio y recomendaciones.

La misión de asistencia técnica

Durante su primera visita, en los meses de noviembre y diciembre del año pasado, el experto mantuvo reuniones con representantes de la industria, de organismos nacionales, como la Secretaría de Cultura de la Nación, y del Observatorio de Industrias Creativas del GCBA. Estas reuniones sirvieron para identificar aquellas cuestiones clave que deben ser tenidas en cuenta a la hora de desarrollar estrategias de desarrollo del segmento de productores de contenidos infantiles, teniendo en cuenta tanto modelos de gestión y ecología del negocio, como cambios en los patrones de consumo y posibilidades de exportación y colaboración internacional.

Durante su segunda visita al país, ocurrida en los meses de febrero y marzo del corriente año, Andrew Senior colaboró en la elaboración de una plataforma para discutir el futuro del mercado del contenido para chicos, la generación de contenidos de calidad y las estrategias de crecimiento. A través de una serie de reuniones con representantes del sector, Senior reforzó las conclusiones de su primera visita, en particular, el limitado apoyo que reciben las empresas audiovisuales micro y pequeñas. El potencial y el desafío que implica el programa de una netbook por chico que se está llevando adelante en Argentina marca la necesidad de que el sector se vuelva más flexible a la hora de encarar nuevas propuestas audiovisuales. 

Para ver el informe completo del O.I.C.: LINK 

A continuación les dejamos algunos puntos del Diagnóstico Final (al término de la tercera y última misión de mayo del 2012) de Andrew Senior, publicado por el Observatorio Nacional del Audiovisual para la infancia y la adolescencia (publicado el 21 de Enero del 2013).

4 Definición de “niños y jóvenes”

En el contexto de la asistencia técnica hemos evitado hacer diferencias dentro del amplio
espectro de niños y jóvenes, refiriéndonos, en términos generales, a individuos abarcados
entre los cuatro y los diecisiete años de edad. Sin embargo, reconocemos que el grupo
está segmentado en niños de 4 a 7 años de edad, 8 a 12 años y 13 a 17 años. Esta
distinción será importante en algunas partes de este informe. Cuando así sea el caso, será
específicamente indicado. 

5 Comprender el mercado y apertura del espectro
Ya en las etapas iniciales fue evidente que habría que cambiar los alcances del estudio.
En vez de limitarnos a la producción de contenidos para televisión, recomendé que la
asistencia técnica debería reflejar el mercado en el que trabajan los productores de
contenido televisivos. Argumenté que para poder encarar la expectativa de que los
productores locales de contenido audiovisual  compitan en el mercado internacional, era 
fundamental que se comprendiera mejor la naturaleza de ese mercado, tanto a nivel 
nacional como internacional.

Señalé que los niños no consumen contenido del mismo modo en que lo hicieron 
jóvenes de generaciones anteriores. Cada vez más, establecí, el contenido estaba menos 
definido por una plataforma determinada, con uso de la televisión para visualizar cada 
vez más contenido de Internet y utilizando sólo audio (radio) y las laptops y equipos de 
telefonía celular para mirar televisión y bajar y ver contenido generado con frecuencia 
por los usuarios. Sugerí que nos acercábamos a una era donde la interactividad digital 
sería un elemento clave en definir la capacidad de cualquier productor de contenido, 
marca o producto de ser exitoso en el mercado. Hice referencia al incremento de los 
medios sociales y el modo en que estos redefinen la manera en que nos comunicamos, el 
lugar que ocupa el contenido y cómo se han desarrollado los mercados. 
Fundamentalmente, la tecnología presenta nuevos modos de consumir y crear y la 
producción de contenido debía considerarse en este contexto. 

7 En consecuencia, recomendé que el foco de la asistencia técnica fuera la de asegurar que 
los productores locales de contenidos creativos, la gestión pública y los educadores 
comprendieran el modo  en que esos mercados cambian y que estuvieran mejor 
posicionados para responder adecuadamente a ellos. Aseveré que para que el contenido 
de producción de Argentina crezca y aproveche las oportunidades que ofrece el 
mercado, debía crearse un ámbito en el que este nuevo entendimiento garantice el 
desarrollo de políticas que permitan el surgimiento de empresas sustentables de 
producción creativa.

Es más, indiqué que un sector de producción de contenidos fuerte, independiente y 
sustentable sería el mejor activo para asegurar que la diversidad cultural argentina sea 
tanto protegida como promocionada, dado que identificaría y desarrollaría talento en el 
contexto de una comprensión genuina de las necesidades y expectativas del mercado 
local.

Para leer el informe completo: LINK


Comentarios

Entradas populares de este blog

HAPPENING NUEVA MIRADA 2016

MEXICO 2013, Festivales.