ENTREVISTA CON EL ANIMADOR PERUANO EDUARDO SCHULDT: “EN LATINOAMÉRICA SOMOS UNA POTENCIA EN CINE ANIMADO”.

Les dejamos una entrevista a Eduardo Shuldt, del diario La Primera de Perú, donde nos comenta la Industria de la animación en este país.

EDUARDO SCHULDT ES EL PIONERO EN PERÚ DE LAS PELÍCULAS ANIMADAS DE MANERA DIGITAL. ES DIRECTOR DE CINE Y UN AMANTE DE LOS VIDEOJUEGOS, ADEMÁS TIENE ALGUNAS PELÍCULAS FILMADAS: “DRAGONES: DESTINO DE FUEGO”, “PIRATAS EN EL CALLAO” Y ÚLTIMAMENTE “LOS ILUSIONAUTAS”.
En Latinoamérica somos una potencia en cine animado

Eduardo Schuldt es el pionero en Perú de las películas animadas de manera digital. Es director de cine y un amante de los videojuegos. Dice que desde los 12 años se interesó por la animación, y ahora, casi tres décadas después, tiene algunas películas filmadas como Dragones: Destino de fuego, Piratas en el Callao y últimamente Los ilusionautas. Aparte de eso tiene la escuela FX & Animation School, el más completo semillero de animadores digitales del país. Este centro de formación cuenta con el apoyo de la productora Aronnax Films, lugar donde se desarrollan los proyectos animados.adores digitales del país. Este centro de formación cuenta con el apoyo de la productora Aronnax Films, lugar donde se desarrollan los proyectos animados.

Cuéntenos cómo empezó su interés por la animación.
Empezó con los videojuegos. Yo tengo 40 años y de chico me gustaba mucho el Atari, así que andaba jugando todo el día. Luego quise programar videojuegos. Estudié Comunicación en la Toulouse porque quería hacer cine. Después realicé la carrera de animación de esa casa de estudios. A los 30 años quería hacer una película y empecé con el tema de hacer el primer largometraje animado de Perú. Tenía que tener un tema que fuese medianamente conocido para cierto público, entonces me incliné por un libro que te lo mandan en todos los colegios, e hicimos Piratas en el Callao.

¿Cómo fueron sus primeros años en esto?
Piratas en el Callao se vio en 14 países, si bien le tengo cariño, en su momento yo sabía que la película tenía muchas deficiencias, pero creo que luchando pudimos abrir una puerta en el tema de animación. En su estrenó, en Perú, le ganó en taquilla a Cars, de Pixar. De ahí me buscó Sergio Bambarén para hacer una película sobre su libro, El Delfín, y terminamos haciendo El delfín: la historia de un soñador. Para esa película contamos con 2 millones de dólares de presupuesto y con un buen equipo técnico. Lars y el misterio del portal fue la primera en 3D, y quizá ha sido la que menos me satisfizo. Pero a todas mis películas les tengo mucho cariño, son como hijos, y a todos los quieres, aunque con unos tienes más empatía.

¿Cómo empezó a filmar su primera película?
Las condiciones en que se empezó a hacer la película no fueron de las mejores. Éramos 11 personas y tuvimos once meses para hacerla. Realmente una locura, considerando que en Pixar o en Disney hay cientos de personas involucradas en cada área: guión, dibujo, etc.

Ciertamente hay una diferencia entre la animación en Estados Unidos y el resto del mundo, ¿por qué?
Hay muchas personas que me dicen por qué hay una diferencia notoria entre las animaciones o las películas estadounidenses. Bueno, yo a veces les respondo con una lógica que no tiene pierde y les pregunto a qué se dedican, si me dicen que son empresarios, pues les digo por qué no tienen la plata de Bill Gates. ¿Me dejo entender? En Estados Unidos tienen no solo gente talentosísima, ya que aquí también hay, sino que tienen mucha plata para contratar técnicos, profesionales del diseño, del cine, guionistas, storyboarders, y no contratan uno, o dos, hay como veinte dibujantes para un solo movimiento de un personaje, por ejemplo.

¿Cuáles son las películas que le gustan más?
A mí me gusta el cine comercial, me gusta muchísimo el cine de terror, sobre todo el asiático, que en los últimos años entró con mucha fuerza. Las películas de animación que me parecen geniales son La bella y la bestia, Tarzán, El jorobado de Notre Dame, Aladino, Buscando a Nemo. También soy amante del anime: Evangelion, por ejemplo.

¿Qué historias le gusta contar?
Me gusta contar las historias que me agradan, y no por alguna motivación de otro tipo. Aunque siempre, cuando tengo la película hecha, le quiero hacer mil cambios.

¿Cómo responde el público peruano ante una película de animación?
Te voy a poner el ejemplo de lo que ocurrió con El delfín. Es una película que les gusta mucho a los niños, por la temática lógicamente, pero uno se pregunta por qué tal película funcionó y tal otra no. Yo creo que El delfín sirvió aquí porque es una película esperanzadora, que te invita a perseguir tu sueño, a no rendirte. Entonces el espectador se siente muy identificado, le gustan esos temas, le gusta saber que sí se puede, aunque sea en la ficción.

Cuéntenos sobre su última película.
Los ilusionautas ha sido un trabajo en conjunto donde han intervenido 70 personas. Si bien tuvimos menos presupuesto que en El delfín, fue mejor administrado. Trabajamos en ella durante dos años completos. Para mí ha sido una película que combina todos los ingredientes para que le guste a cualquiera, pues tiene todo tipo de personajes: desde políticos adultos, jóvenes, niños, y hasta un perrito. Todos ellos, de alguna forma, abarcan a todo aquel que la va a ver y cada quien se mueve en sus propios códigos.

¿Qué es FX & Animation School?
FX & Animation School se ha reabierto hace unos meses. Aquí se tiene la posibilidad de pulir ese talento y esa creatividad que a uno lo incentiva a crear y a diseñar personajes, cosas, y luego a crear historias, y no solo eso, sino que también hacemos comerciales y cualquier cosa que tenga que ver con animación mediante una computadora. Lo bueno de esta escuela es que aquí los profesores con los mismos directores técnicos de las películas y gente que está involucrada en las realizaciones. El 80 % de los alumnos de la escuela trabajan en la productora, pues apenas encontramos un talento, lo captamos para que trabaje con nosotros.

¿Cómo ve el panorama peruano y latinoamericano?
Falta mucho. No vamos a ser Pixar, porque allá tienen hasta tres guionistas, tienen personas que revisan las historias, humoristas, cómicos, hasta científicos. Tienen más de diez personas trabajando en el story board ¿Y por qué tienen tanto? Porque hay dinero, y entonces pueden. Aquí no vas a ser el hombre más millonario del mundo si es que tienes un talento increíble para los negocios, así como tampoco vamos a producir algo como Buscando a Nemoaunque haya mucha capacidad, porque no hay tanto dinero como allá. Si ellos tienen una semana para armar dos segundos de película, nosotros tenemos esa semana para armar dos minutos. Aquí hay que correr siempre.


Por Leonardo Ledesma W.

Para ver la nota en su espacio original, LINK.

Información provista por: Rocío Muñoz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HAPPENING NUEVA MIRADA 2016

MEXICO 2013, Festivales.