Influencia de animadores argentinos en Río Grande do Sul.

Les dejamos el resumen de un estudio presentado en el III Congreso Internacional de la Asociación Argentina de Estudios de Cine Audiovisual, que recomendamos a todos aquellos que les interese la historia de la animación en la región.
El cine animado en Rio Grande do Sul: Un vistazo sobre la influencia de animadores argentinos.

Carla Schneider; Alexandre Rocha da Silva; Eduardo Rodrigues de Souza; Isadora Ebersol; Paula Di Palma Back Universidade Federal do Rio Grande do Sul e Universidade Federal de Pelotas - UFRGS/UFPel

Resumen:

La historia del cine de animación destaca el trabajo realizado por precursores que influenciaron las generaciones que los remplazaron. Émile Reynaud, por ejemplo, creó el praxinoscope, que evolucionó al praxinoscope théatre que, a su vez, sirvió de referencia para la creación del cinématographe de los hermanos Lumière, aparato que marca el surgimiento del cine. En esta perspectiva, Lev Manovich cree que la animación es la que da inicio al cine, afirmando comprenderla como una lógica procesal con una dinámica lineal que ordena cuadro a cuadro dibujos realizados a mano siguiendo la estructura circunscrita en los diversos aparatos que contribuyen para el efecto de la ilusión del movimiento. Al realizar una investigación exploratoria sobre los aspectos históricos del desarrollo del cine animado de Rio Grande do Sul, se identificó una probable influencia de algunos animadores argentinos sobre determinada generación de animadores riograndenses en la etapa de aprendizaje. Entrevistas realizadas en el 2010 con profesionales riograndenses del cine animado señalaron la presencia de animadores argentinos como Félix Follonier, Néstor Córdoba y Jaime Diaz, en la ciudad de Porto Alegre, entre los años de 1970 a 2000, a través de las productoras y escuelas de animación conocidas como Félix Follonier Produções y Cartoon International. Se realizaron entrevistas con una muestra representativa de animadores riograndenses que, de alguna manera, tuvieron contacto con los animadores argentinos, es decir, Otto Guerra, José Maia, Andrés Lieban, Lisandro Santos, Lancast Mota y Rodrigo Guimarães. Partiendo de esta historiografía oral, se creé que la investigación contribuye a darle una visión inédita a los registros del cine animado riograndense al responder las siguientes preguntas: ¿Sería posible considerar estos animadores argentinos como influencia en el desarrollo del cine animado riograndense? En caso afirmativo, ¿Cómo se percibe esa influencia?

Para ver el estudio en su totalidad. LINK

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡ÚLTIMOS DÍAS!

Ronda de negocios EXPOTOONS y Proargentina