PUNTO PANORAMICO


AUDIOVISUALES ANIMADOS LATINOAMERICANOS

En el año 2009, el mercado de producción de animación para cine, TV y videojuegos generó alrededor de 140 mil millones de dólares en el mundo, de los cuales Argentina tuvo una participación del 0,41%, seguida por México (0,40%) y Brasil (0,39%), según datos del portal de comunicación latina adlatina.com. Por primera vez, Argentina y México produjeron películas de animación con presupuestos que superaron los 2 millones de dólares. Argentina estrenó 14 largos de animación en los últimos 8 años, con un mercado audiovisual que cuenta con más de 50 mil empleados distribuidos en cerca de 400 empresas, de las cuales 175 son productoras de animación, videojuegos y servicios digitales, con una fuerte concentración en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, según expresó Rossana Manfredi, directora de la productora audiovisual Encuadre.
Otro ejemplo es Colombia, donde hay más de 100 empresas dedicadas al desarrollo de la animación digital, los videojuegos y las aplicaciones móviles, según un estudio de Proexport, realizado por Digital Vector. Al analizar aquellos indicadores que de algún modo reflejan el crecimiento de la industria en la región, desde Hook Up Animation aseguran que se reflejan en la aparición de nuevos contenidos animados, productoras, estudios y animadores independientes; en el desarrollo de nuevos espacios para la animación; y en el interés creciente que está generando la actividad en muchos sectores, culturales y económicos. Una muestra de esto es el caso de la película animada “Boogie, el aceitoso”, que fue seleccionada para la competencia oficial en los festivales más importantes del sector (Annecy, Animafest, Animamundi, Cinanima, Expotoons, La Habana, Warsav, XXXI Mostra de Valencia, entre otros), se estrenó en salas de cine en varias partes del mundo y continúa vendiéndose en el mercado internacional. Tanto “Boggie” como “Gaturro” son producciones 3D estereoscópicas y de las 20 películas de estas características producidas en el mundo, 18 son producciones de Estados Unidos y 2 de la productora argentina Illusion. Así, Rossana Manfredi manifiesta que la industria audiovisual latinoamericana tiene todavía un largo camino por recorrer en lo que refiere a políticas de Estado acerca de la producción y distribución de animación. En algunos países el apoyo estatal es notorio, siendo paradigmáticos los casos de Brasil y México. En Argentina es fundamental el apoyo del INCAA, que de a poco va reconociendo a la animación como una rama importante del sector.

Fuente: Observatorio Nacional del Audiovisual para la Infancia y la Adolescencia.




Otras notas de interes:

Comentarios

Entradas populares de este blog

HAPPENING NUEVA MIRADA 2016

Taller gestión de proyectos audiovisuales/INCAA-UP